Home » Contenido Dermo » Exceso de sudoración

Exceso de sudoración

Hiperhidrosis: aprende a controlar el exceso de sudor

Ansiedad, vergüenza e inseguridad produce la sudoración anormal y excesiva, en que pueden gotear hasta las manos. El Dr. Rodrigo de la Parra, dermatólogo del Hospital Clínico de la U. de Chile entrega una serie de recomendaciones para controlar esta patología que puede llegar a ser socialmente invalidante.

La hiperhidrosis es el exceso de sudoración corporal que ocasiona trastornos funcionales y emocionales, y que puede llegar incluso a alterar la actividad profesional o social de las personas que la padecen. Puede ser localizada o generalizada, siendo lo más común la que se presenta en las axilas, en las palmas de las manos y en la planta de los pies.

La hiperhidrosis más frecuente es la denominada primaria, cuya causa médica es desconocida, aunque se estima que tiene un componente hereditario, ya que suele darse en varios miembros de una familia.  También está la hiperhidrosis secundaria, cuya sudoración excesiva se debe a alguna enfermedad, como hipertiroidismo, tumores malignos, enfermedades neurológicas, diabetes, infecciones, entre otras. “En ambos casos, la sudoración exagerada se acentúa con el stress, exposición al sol, ejercicios, comidas; la que puede llegar a ser invalidante socialmente. La persona puede gotear las manos, ensuciar la ropa e, incluso, expeler mal olor”, explica el Dr. Rodrigo de la Parra, dermatólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Según el especialista esta patología puede afectar a cualquier edad sin diferencia por sexo, aunque suele darse más en gente joven y activa.

Tratamientos

El tratamiento apunta a medidas generales como no usar ropa sintética, evitar lugares calurosos, bajar el estrés, la tensión y ansiedad. “Además, existen medicamentos como los anticolinérgicos que disminuyen el problema y el uso de antisudorales locales con sales de aluminio de diversa concentración. En casos muy severos se usa botox local cada 6 meses o una cirugía con simpatectomía (que secciona y aísla los ganglios simpáticos, responsables de estimular la producción de sudor). Estos últimos procedimientos son más invasivos y costosos, y tienen algunos efectos colaterales, como sudoración compensatoria en otras zonas no tratadas. La iontoforesis también puede ser útil y consiste en microdescargas eléctricas que adormecen la glándula sudorípara de manos y pies; acción que debe repetirse periódicamente”, indica el dermatólogo.

Claves para mantener la sudoración a raya

  1. Elige telas naturales como algodón o seda, que permiten que la piel respire
  2. Mantén un ambiente en casa o en el trabajo fresco y ventilado
  3. Evita el consumo de café, té, tabaco, alcohol y comidas condimentadas y picantes
  4. Mantén una buena higiene corporal, ya que ayuda a controlar la cantidad de bacterias de la piel
  5. Usa zapatos y calcetines hechos con materiales naturales para una buena respiración de los pies
  6. Practica técnicas de relajación como yoga, meditación, pilates, para ayudar a controlar el estrés

Sigue estos prácticos consejos y mantén a raya ese incómodo exceso de sudor.

También te puede interesar

Qué es el lupus y cuáles son sus síntomas

Se trata de una enfermedad que afecta el sistema inmunitario y que puede ocasionar, entre otros síntomas, cansancio, artritis, pérdida...

Alergias cutáneas: qué sustancias las gatillan

Cuando el cuerpo reconoce una sustancia extraña y reacciona ante ella, produce las reacciones alérgicas, que afectan la calidad de...

Rubor Facial Patológico: Cuando ponerse rojo es un problema

Por su intensidad o frecuencia, este tipo de sonrojo hace sufrir a las personas y limita su desenvolvimiento social o...