Home » Contenido Club » Colágeno: un aliado para tu salud y piel.

Colágeno: un aliado para tu salud y piel.

El colágeno es una proteína esencial del cuerpo, que se encarga de unir los tejidos conectivos (piel, músculos, cartílagos, huesos, tendones y los órganos), aportando, a su vez, flexibilidad y resistencia. Su función principal es la formación de fibras, desde donde se crean las estructuras del organismo; por tanto, es el responsable de la firmeza y elasticidad de éstas. Ayuda, además, en el reforzamiento de huesos, mejora las articulaciones, permite que la piel y los tendones se estiren y colabora en la cicatrización y recuperación de lesiones.

La Dra. Claudia Moreno, dermatóloga de Clínica Indisa, explica que esta proteína forma parte de la piel, y en la medida que pasa el tiempo, las fibras de colágeno van disminuyendo, provocando envejecimiento y pérdida de firmeza y elasticidad.

“El colágeno está en la dermis, que es la capa media de la piel y su estructura de malla o red le da un soporte. Cuando las células que forman el colágeno -llamadas fibroblastos y que sintetizan estas fibras-, se van reduciendo con la edad, trae como consecuencia que la piel se ponga más fina, pierda turgencia y tienda a arrugarse más”, señala.
¿Cómo estimular el colágeno?

La especialista señala que las formas de estimular el colágeno, pueden ser a través de:

– Láser que estimulen los fibroblastos, que aumenta la red de colágeno en la dermis, disminuye los poros, mejora la textura (mayor luminosidad) y permite recuperar la turgencia y densidad de la piel.
– Suplementación por vía oral de colágeno, alguno de los cuales vienen con vitaminas. “Los estudios de eficacia dicen que la dosis ideal de colágeno son 10 gramos al día, y hay productos patentados que vienen listos, con una dosis diaria. Diversas investigaciones han demostrado que, en relación al envejecimiento y cicatrización, estos suplementos atenúan las arrugas finas y ayudan en la cicatrización de heridas quirúrgicas. Los efectos visibles se pueden comenzar a ver a partir del primer o segundo mes de uso”, explica.
– La fuente natural de obtención del colágeno se encuentra principalmente en la piel y cartílago de vaca, pollo y cerdo. También en la piel y espinas de pescados. En cuanto a alimentos, existe una variedad que ayudan en el proceso de síntesis, aumentando el contenido de colágeno en el organismo, tales como: gelatinas, carnes magras (muslos y pechugas de pollo, pavo y conejo), lácteos (leche, yogur, queso y mantequilla), verduras (repollo, espinacas, berenjenas) y soja en todas sus variedades (leche, yogures, harina, etc) y pescados azules (salmón, atún, sardinas, rodaballo, caballa, y anchoas).

La dermatóloga indica que a partir de los 30 años es una buena edad para comenzar a aplicarse láser preventivo y tomar suplementos, muchos de los cuales vienen además fortalecidos con vitaminas y propiedades antioxidantes. “Estos suplementos entregan la ´materia prima´que las células necesitan para la formación de las fibras de colágeno”, aclara.

Considerando entonces que el colágeno es fundamental para el buen funcionamiento del organismo, recuerda mantener siempre tus niveles óptimos de esta proteína esencial.

También te puede interesar

OMEGA 3, UN ALIADO PARA TU CORAZÓN

Se trata de un ácido graso esencial, es decir, debemos consumirlo a través de la dieta porque nuestro cuerpo no...

Muffin de chía y manzana: algo dulce para el corazón

Las semillas de chía son ricas en ácidos grasos omega 3, los que favorecen la salud cardiovascular. Acá incluimos esta...

Tips de alimentación para un corazón sano

Qué alimentos comer y cuáles limitar es clave para evitar enfermedades cardiovasculares. La Dra. Mónica Acevedo, cardióloga y vicepresidenta de...