Home » Contenido Club » ¿Descubriste que tienes mal aliento? Así lo puedes solucionar

¿Descubriste que tienes mal aliento? Así lo puedes solucionar

Tal vez no lo sabías hasta que empezaste a usar mascarillas sanitarias, lo que te obligó a sentir tu propio aliento y fue ahí cuando te diste cuenta de que no era agradable. Si es así, eres parte del  25% aproximadamente de la población que presenta halitosis, cuya característica principal es el mal olor bucal crónico.

Según la Dra. Sonia Rivera, directora de la Escuela de Graduados de la Facultad de Odontología de la Universidad Finis Terrae, la halitosis es una condición que, normalmente, el afectado no percibe y que generalmente no es conversado entre los cercanos, ya sea por pudor o por temor a herir a quien la padece.

La halitosis es un problema biopsicosocial que afecta la autoestima del paciente y su relación con el entorno social”, enfatiza la Dra. Sonia Rivera, quien agrega que el uso de la mascarilla ha permitido que la persona que padece este problema haya podido percatarse de su existencia.

Causas del mal aliento

  1. Mala higiene bucal
  2. Enfermedades que afectan las encías y los tejidos que rodean y sostienen los dientes
  3. Ingesta de algunos alimentos y el exceso de condimentos
  4. Hábito de fumar
  5. Sequedad bucal y el uso de medicamentos que la producen, como: antidepresivos tricíclicos, ansiolíticos, sedantes, diuréticos, antihistamínicos, relajantes musculares, antihipertensivos.
  6. Ciertas afecciones de boca, nariz y garganta
  7. Cáncer del tracto digestivo y/o respiratorio
  8. Trastornos metabólicos como, por ejemplo, diabetes, insuficiencia renal crónica, insuficiencia hepática, cirrosis, entre otros
  9. Reflujo
  10. Infecciones de amígdalas y vías respiratorias

Cómo prevenir la halitosis

  1. Visitar frecuentemente al odontólogo para detectar precozmente el inicio de enfermedades en las encías u otra infección bucal.
  2. Realizar una correcta y rigurosa higiene bucal para evitar el desarrollo de microorganismos. “Cuando estos efectúan su metabolismo producen sulfuros volátiles, putrescina (compuesto responsable del mal olor), cadaverina (sustancia tóxica), metilmercaptano (gas con olor parecido al repollo), entre otros. Estos se detectan en el aire expirado y pueden ser percibidos por personas que se encuentran alrededor)”, precisa la odontóloga.
  3. Hidratarse con frecuencia.
  4. Dejar de fumar o disminuir el consumo de cigarrillos.
  5. Informarse si los medicamentos que toma pueden producir sequedad bucal (como los nombrados anteriormente).
  6. Evitar los alimentos que producen olores indeseables, como ajo, cebolla, atún enlatado, productos lácteos, rábano picante; exceso de condimentos, como los usados en la cocina de Oriente y Oriente Medio.
  7. No abusar del alcohol.
  8. Consumir café en forma moderada.

¿Cómo se soluciona?

Lo primero que se debe hacer para tratar la halitosis, es realizar un completo examen bucal para diagnosticar los problemas que pudieran existir. Luego, tratar las patologías detectadas y adscribirse a un plan de mantenimiento de la salud bucal”, señala la profesional de la Sociedad de Periodoncia de Chile.

La especialista afirma que el cirujano dentista puede enseñar la técnica de higiene más adecuada para controlar los microorganismos patógenos de la cavidad bucal, lo que puede incluir además de un correcto cepillado, otros elementos para la limpieza interdental, tales como: seda dental, cepillos interproximales, enjuagatorios, entre otros.

Para una correcta higiene bucal es necesario aplicar una técnica de cepillado que asegure la remoción de la película microbiana que se deposita sobre los dientes y que conocemos como placa bacteriana, además de los restos de alimentos en los espacios interdentarios, que facilitan su formación, ya que se dan condiciones especiales que favorecen la proliferación microbiana y la instalación de caries y enfermedades periodontales”, advierte.

La periodoncista comenta que la lengua, debido a su morfología, retiene abundantes microorganismos y detritus. Por ello, es importante limpiarla con un elemento especialmente diseñado para la higiene lingual o con el mismo cepillo de dientes.

“Si el problema persiste, es recomendable consultar al médico para descartar posibles causas sistémicas”, finaliza.

No lo olvides: cepilla tus dientes después de cada comida y utiliza seda dental y enjuagatorios bucales, para evitar o solucionar el mal aliento.

También te puede interesar

DELTA: TODO SOBRE LA NUEVA VARIANTE DEL VIRUS SARS-COV-2

El último tiempo hemos experimentado una notoria disminución de nuevos casos de Covid-19, lo cual es una excelente noticia. Sin...

Tercera dosis de vacuna: ¿qué tan inmune vamos a quedar?

Una tercera dosis de la vacuna CoronaVac es capaz de inducir células de memoria que rápidamente activen la producción de...

Tartaleta de Kiwi para la hora del té

Es una de las frutas más ricas del invierno y su aporte de vitamina C favorece el sistema inmune, ayudando...