Home » Contenido Club » Sinusitis: ¿Por qué es más frecuente en invierno?

Sinusitis: ¿Por qué es más frecuente en invierno?

La experiencia clínica indica que en invierno se concentran los casos de sinusitis, en una frecuencia que puede llegar a ser hasta un 10 a 20% más de lo que ocurre en verano. Un dato que nos invita a poner atención en esta patología y su relación con los resfríos, para conocer cómo se presenta y cuáles son sus síntomas más frecuentes y así acudir de manera oportuna a la consulta médica.

La sinusitis es una enfermedad que produce la inflamación de las fosas nasales y los senos paranasales (cavidades de aire que rodean a las primeras, ubicadas dentro de los huesos de la cara). “Por eso, en términos médicos esta enfermedad se denomina rinosinusitis”, precisa el Dr. Cristián Bachelet.

Reconoce sus síntomas

El especialista identifica los síntomas más frecuentes y determinantes para el diagnóstico de esta patología inflamatoria.

  • Congestión nasal
  • Descarga de mucosidad nasal que fluye hacia afuera o hacia la garganta

  • Disminución o pérdida de olfato
  • Sensación de pesadez o dolor facial, en la zona de la frente, mejillas y nariz
  • Tos, sobre todo en niños

Tipos de sinusitis y tratamiento

Principalmente existen dos tipos de esta enfermedad, de acuerdo al tiempo en que se presenta su cuadro de síntomas y al proceso inflamatorio. “Esta inflamación tiene diferentes causas, las que se relacionan con los distintos tipos de sinusitis”, explica el especialista.

  • Sinusitis aguda, dura menos de un mes. Los cuadros agudos son, por lejos, el tipo más frecuente de sinusitis, generalmente son por causa infecciosa, de origen viral y asociado a un resfrío común. “En este caso el cuadro dura muy poco, 7 a 10 días, por lo que el tratamiento es solo para aliviar los síntomas”, dice el Dr. Bachelet.

Los medicamentos indicados en este caso suelen ser descongestionantes orales o nasales (en ambos casos por un máximo de cinco días), antihistamínicos, paracetamol u otros antinflamatorios, corticoides nasales, además de otros medicamentos de apoyo (suplementos de zinc, vitamina C y algunos extractos vegetales como hiedra o eucaliptus).

Ojo con un resfrío prolongado

Cuando un resfrío se prolonga en el tiempo por más de 10 días, probablemente estemos frente a una sinusitis aguda bacteriana”, aclara el Dr. Bachelet. Esta advertencia se debe a que, en ocasiones, la sinusitis de origen viral puede complicarse o sobreinfectarse, dando lugar a una enfermedad de origen bacteriana, la que suele prolongarse por más de 10 días y cuyos síntomas pueden ser de mayor intensidad. Ante una sinusitis bacteriana, el tratamiento incorpora además, el uso de antibióticos.

  • Sinusitis crónica, de más de tres meses.Van a acompañar al paciente por un tiempo prolongado o, incluso, de forma permanente durante su vida”, advierte el experto.

Las sinusitis crónicas se originan, principalmente, por cuadros inflamatorios más complejos. “El cuerpo tiende a producir una inflamación mayor y prolongada de la nariz y los senos paranasales por una serie de factores muy diversos y complejos, que interactúan de una forma que hasta el día de hoy no se entiende completamente. El tratamiento apunta a abordar el proceso inflamatorio con diversos medicamentos, en algunos casos, a recurrir a la cirugía”, afirma.

El otorrinolaringólogo señala que para este tipo de sinusitis se suele indicar corticoides nasales los cuales, a diferencia de los orales, tienen una absorción baja a nivel corporal, actuando localmente. Es por esto que son muy seguros de usar por tiempos prolongados. Sin embargo, advierte que es importante consultar al médico especialista para que prescriba el tratamiento indicado, según sea el caso del paciente.

Llegó el invierno

Dado que el resfrío común de origen viral -que suele anteceder a una sinusitis de origen bacteriana- se da con mayor frecuencia en invierno, esta patología se suele ver con mayor frecuencia en los meses más fríos del año. “Además, en invierno hay más contaminación ambiental e intradomiciliaria, lo que afecta la respuesta local inmune en la nariz, facilitando que los virus o bacterias se puedan adherir a este órgano”, señala el otorrinolaringólogo.

Si presentas mucosidad y congestión nasal, tos, pérdida de olfato o sensación de dolor o pesadez en la zona frontal de la cara, son síntomas de una sinusitis, por lo que debes acudir a la consulta médica.

También te puede interesar

DELTA: TODO SOBRE LA NUEVA VARIANTE DEL VIRUS SARS-COV-2

El último tiempo hemos experimentado una notoria disminución de nuevos casos de Covid-19, lo cual es una excelente noticia. Sin...

Tercera dosis de vacuna: ¿qué tan inmune vamos a quedar?

Una tercera dosis de la vacuna CoronaVac es capaz de inducir células de memoria que rápidamente activen la producción de...

Tartaleta de Kiwi para la hora del té

Es una de las frutas más ricas del invierno y su aporte de vitamina C favorece el sistema inmune, ayudando...