Home » Contenido Club » Tránsito lento: por qué se produce y qué se recomienda

Tránsito lento: por qué se produce y qué se recomienda

El tránsito lento es un tipo de estreñimiento o constipación que se caracteriza por las deposiciones poco frecuentes o la dificultad para evacuar, debido a que el colon -de manera global- no funciona y deja de moverse. En palabras simples, se refiere a cuando una persona después de cinco días no ha ido al baño en forma adecuada y, a pesar de haber ido, aún mantiene restos fecales, sin poder eliminarlos por completo, como se documenta en el examen radiológico de tránsito colónico.

El Dr. Freddy Squella, gastroenterólogo de Clínica Indisa, explica que el tránsito lento ocurre en personas que nacen con una menor cantidad de los denominados marcapasos estimulantes del movimiento del  colon. “Están las llamadas células de Cajal que, en varios puntos de este órgano, gatillan contracciones de gran amplitud y que mueven todo el contenido y deposiciones dentro del colon. Y cuando este contenido no avanza por menor cantidad de contracciones, es lo que llamamos tránsito lento; ya que -como su nombre lo dice-, el colon no puede hacer avance de las deposiciones porque o lo hace muy lento o, sencillamente, no lo hace”, aclara.

La causa genética de este problema sería entonces una causa primaria, sin embargo, hay otras causas que también pueden generar tránsito lento, por ejemplo:

  1. Enfermedades neurológicas y endocrinas, como problemas a la tiroides o una patología maligna, como cáncer.
  2. Uso abusivo de laxantes más antiguos que contienen fenolftaleína y que termina dañando el colon.
  3. Algunos medicamentos opioides como, por ejemplo, los derivados de la morfina que impiden que el colon pueda moverse adecuadamente y propulsar las deposiciones.
  4. Trastorno del piso pélvico, que influye que la persona no vaya al baño, porque al llegar el momento de la expulsión final, esa musculatura no se relaja. Esto puede entonces generar un tipo de tránsito lento secundario.

¿Qué consecuencias trae no ir al baño?

El especialista indica que no ir al baño en 3, 5 días o más, puede traer complicaciones de salud. “Cuando una persona no va al baño en términos ideales, tiene una acumulación fecal y un aumento de retención de bacterias dentro de su colon, lo que puede generar distensión e incomodidad. Y, en algunos casos, provocar un sobrecrecimiento bacteriano intestinal, es decir, que las bacterias puedan cambiar de ubicación a zonas donde no deberían estar, produciendo alteración en la absorción de distintos nutrientes y en algunos casos, producir sensación de cansancio, distensión abdominal, entre otros”, afirma.

El profesional agrega que, si llega a producirse una falta de evacuación crítica, las deposiciones se irán poniendo cada vez más sólidas, debido a que una de las funciones del colon es absorber agua. “Y si las deposiciones llegan a ponerse muy duras, viene un momento en que se produce lo que llamamos fecaloma, que es una impactación de deposición que puede ocurrir en distintos segmentos del colon o recto, en que no hay forma que se pueda evacuar. Eso puede ser un cuadro grave, porque puede haber perforaciones colónicas”, advierte.

Tratamientos

El gastroenterólogo indica que la solución a este problema dependerá del tipo de constipación que tenga la persona, que puede ser con o sin tránsito lento, el cual está definido por la falta de movimiento del colon.

Aun así, hay ciertas normas generales como modificar dietas y hábitos para evitar la constipación. Estas son sus recomendaciones:

  1. Comer saludable.
  2. Consumir la cantidad de fibra necesaria, esto es 30 grs. al día. Aquí pueden ser todo tipo de vegetales, cereales integrales, yogurt con probióticos, entre otros.
  3. Ingesta adecuada de líquidos, según el nivel de actividad física realizada.
  4. Realizar algún tipo de actividad física. “Para poder evacuar, uno de los grandes factores que influyen es lo que se llama prensa abdominal, donde participan los músculos rectos. En la medida que se tenga menos potencia abdominal, porque los rectos están más débiles, una parte importante de la fuerza para ir al baño se pierde”, aclara.
  5. Consumir alguna variedad especifica de probióticos que pueden ayudar a mejorar los movimientos evacuatorios.
  6. En caso de constipación, usar algunos laxantes. “El más conocido para nosotros es el polietilenglicol, que es osmótico, esto quiere decir que arrastra el agua y hace que las deposiciones sean más blandas. En algunos casos las personas usan también lactulosa, que es un azúcar que no se absorbe y también arrastra agua, pero que tiene como efecto adverso la hinchazón, Estos debieran ser indicados por un médico”, advierte
  7. Evitar consumir seguido alimentos que puedan estreñir, tales como: carnes rojas, quesos amarillos, arroz blanco, plátano, zanahoria cruda, chocolate, entre otros.

Una alimentación saludable alta en fibra, agua y deporte es el camino para evitar la constipación. Ahora, si a pesar de seguir estos consejos no logras ir al baño en varios días, es importante que consultes con un especialista, porque puede haber causas que vayan más allá de estos hábitos y medicamentos de primera línea.

También te puede interesar

COVID-19: PROCESO DE VACUNACIÓN Y VARIANTE DELTA

Se creía que al tener al 70% de la población vacunada, ya tendríamos inmunidad de rebaño. Pero no ha sido...

VIH y SIDA: ¿En qué se diferencian?

El VIH es la presencia del virus en la persona, por lo general, sin síntomas. Y Sida es la fase...

Disfruta este quiche de zapallo italiano

Esta verdura no debiera faltar en tu menú semanal. Es una excelente fuente de vitamina C y de antioxidantes naturales,...