Home » Contenido Club » VIH y SIDA: ¿En qué se diferencian?

VIH y SIDA: ¿En qué se diferencian?

Es muy común que las personas se refieran al VIH y Sida como una misma cosa, sin embargo, son dos conceptos que, aunque están relacionados, tienen un significado diferente.

El Dr. Alejandro Afani, inmunólogo y director del Centro de VIH del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, señala que hablar del virus de la inmunodeficiencia humana o VIH se refiere a la persona que tiene la infección por el VIH, que se hizo el examen y es portador del virus, el cual daña el sistema inmune mediante la destrucción de linfocitos T, un tipo de glóbulos blancos que combaten las infecciones. “El Sida, en tanto, se refiere a la etapa avanzada de la infección por VIH, es decir, la persona que, además de ser portador del virus, se encuentra con un deterioro importante de su sistema inmunológico; que ha avanzado la enfermedad y se ha producido alguna infección importante como tuberculosis, una neumonía causada por el hongo Pneumocystis o sarcoma de Kaposi, que son cuadros graves”, explica.

Por tanto, el inmunólogo advierte que las personas con Sida, es decir, que se encuentran en una etapa avanzada por la infección por VIH, deben comenzar inmediatamente un tratamiento porque están en riesgo, no sólo de desarrollar una patología grave, sino también de mortalidad. “Entonces, desde el punto de vista del pronóstico, es importante diagnosticar rápidamente a las personas para detectarlas en la fase asintomática, es decir, solo con el VIH. Ya que comenzar el tratamiento en ese momento, tiene mucho mejor pronóstico que hacerlo en una etapa avanzada”, indica.

Los primeros síntomas que presentan las personas con Sida son:

• Baja de peso inexplicable.
• Diarrea crónica.
• Infección pulmonar.
• Candidiasis oral, que es la presencia de hongos en la cavidad oral.

Un 30 % de los infectados con VIH tiene Sida

Entre el 2010 y 2017 se duplicó en Chile los casos de personas con VIH, lo que ha ido progresivamente aumentando con el tiempo: 2.968 nuevos casos en 2010 y 5.816 nuevos casos en 2017 y 6.948 en 2018. “La prevalencia en Chile es de un 0,5 % de la población general. Existen aproximadamente 50 mil pacientes diagnosticados y con tratamientos, pero también sabemos que hay por lo menos unas 20 mil personas conviviendo con este virus sin saberlo. Normalmente, del total de las personas diagnosticadas, se estima que un 30 a 35% está en etapa de Sida o avanzado. Es bastante, considerando que en nuestro país se produce entre 5 a 7 mil casos anuales”, advierte.

De ahí la importancia de apuntar a que la población se haga periódicamente el test VIH, insiste el Dr. Afani. “Esta prueba mide la presencia de anticuerpos que son propios de la infección por VIH, y se realiza una carga viral que mide directamente la presencia del virus en la sangre”, explica.

En ambos casos, el tratamiento es el mismo: medicamentos antirretrovirales, que es, por lo general, una triterapia que actúa bloqueando o suprimiendo la multiplicación del virus, llevando la cantidad de virus en la sangre a niveles indetectables, que es el objetivo fundamental del tratamiento. Eso mejora el sistema inmune, la calidad de vida y se deja de transmitir el virus.

Cómo evitar adquirir el virus de VIH

• Lo primero es informarse, leer sobre las infecciones de transmisión sexual. “No existe una educación sexual importante a nivel de colegios y universidades, por tanto, las personas deben educarse en este tema para tomar decisiones oportunas y evitar conductas de riesgo. Por ejemplo, conocer el uso apropiado del condón, tanto masculino como femenino. O también la utilización del PrEP, que es el uso de medicamentos como profilaxis preexposición”, señala.
• Testeo. Realizarse exámenes periódicamente del VIH para saber oportunamente si tiene la infección o no.
• Y las personas con VIH positivo deben ponerse de inmediato en control médico para hacerse los exámenes apropiados y comenzar un tratamiento, para así llevar la carga viral a niveles indetectables y la enfermedad deje de avanzar.

Ya sabes, infórmate sobre las ITS, evita las conductas de riesgos y realízate el test de VIH dentro de tus exámenes de rutina. Esto evitará que contraigas este virus y otras enfermedades de transmisión sexual.

También te puede interesar

VARIANTE ÓMICRON: ¿DEBEMOS TEMERLE EN NUESTRAS VACACIONES?

Se han detectado más de 32 cambios en el gen que modifica una proteína del virus Sars-CoV-2, en esta nueva...

Refresca tu verano con este helado de sandía

¿Si estoy a dieta puedo comer sandía? Es una de las preguntas frecuentes que reciben los nutricionistas en el verano....

Cómo prevenir las infecciones gastrointestinales en verano

El calor del verano incrementa la proliferación de gérmenes responsables de las infecciones gastrointestinales, según advierte el Dr. Roberto Merino,...