Home » Contenido Anticonceptivo » Disfunción sexual femenina, ¿se puede recuperar el deseo sexual?

Disfunción sexual femenina, ¿se puede recuperar el deseo sexual?

La disfunción sexual femenina es lo que se conoce como la falla o la anormalidad en la calidad y cantidad de actividad sexual que una mujer supuestamente debiera tener. Es decir, tiene relación con el deseo sexual, con los niveles de excitación, la posibilidad de tener o no orgasmos y el dolor durante el coito, entre otras. Y aunque no hay parámetros generales acerca de cuál debiera ser la intensidad o frecuencia sexual óptima, en el mundo de la medicina sexual existen manuales donde aparecen ciertos parámetros que permiten saber si una persona está dentro de un rango hipotéticamente normal o no.

Dentro de las guías médicas lo que marca la anormalidad en el funcionamiento sexual femenino, es cuando hay una insatisfacción personal de la mujer, que el tema la angustie y que este funcionamiento sexual anómalo se mantenga a lo menos por 3 a 6 meses”, indica el Dr. Christian Thomas, ginecólogo, sexólogo y director Centro de Estudios de la Sexualidad Chile (CESCH).

El especialista indica que, dentro de las disfunciones sexuales femeninas, la más frecuente es la falta de deseo y, luego, la ausencia de orgasmos o la falta de excitación para llegar al orgasmo. “Según mi experiencia clínica, la disfunción del deseo afecta a un 30 y 40 por ciento de las mujeres”, advierte el Dr. Thomas.

Principales causas de falta de deseo sexual

El especialista aclara que tanto el deseo como cualquier función sexual no se puede medir en base a la individualidad ni por sí misma, sino que siempre tiene relación con otra persona, es decir, es un tema relacional.

Considerando esto, el Dr. Thomas indica que los principales factores que influyen en una falta de deseo sexual femenino son:

  • Cultural-Educación. “Estamos inmersos en una cultura donde hay una educación restrictiva e impositiva, que ha alejado a la mujer del cuerpo y del placer. Por siglos se les ha inculcado que el deseo no es propio de una persona de “bien”; que lleva al pecado. Hoy eso ha cambiado, pero tenemos ese arrastre de años”, afirma.
  • Abuso hacia el género. “La cantidad de abusos, en general, hacia el sexo femenino, es mucho mayor que hacia los hombres. Por lo tanto, a nivel de deseo sexual, este se ve tremendamente alterado, porque cuando se activa el deseo, se activa también las memorias del cuerpo que tienen que ver con los abusos a los cuales han sido sometidas algunas mujeres y terminan reprimiéndose. La mente, por tratar de ayudar, inhibe el deseo, por tanto, se evita el contacto y el placer”, explica.
  • Bajo conocimiento de la sexualidad femenina. “Existe una gran ignorancia por parte de los hombres en cómo funciona y se desarrolla la sexualidad de la mujer. Los hombres, en general, reducen la relación sexual a la penetración. Hay poca caricia, poco juego, poca intimidad y seducción, entonces, el sistema de activación del deseo empieza a fallar porque no es estimulante”, señala.
  • Uso de medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos. Prácticamente todos los antidepresivos afectan el deseo sexual, ya que actúan directo sobre la biología de la mujer, inhibiéndolo”, indica.
  • Menopausia. Las mujeres en la menopausia, a causa de la baja de estrógenos, sufren una disminución en el deseo sexual porque, entre otras cosas, empieza a haber menos lubricación y menos sensaciones a nivel genital”, advierte.

¿Se puede recuperar el deseo?

El sexólogo asegura que lo principal es entender que el deseo sexual se activa en presencia de algo o de alguien. “Entonces las personas no tienen que sentirse mal por no tener deseo sexual, es normal. Este se activa cuando tú quieres algo de alguien, encontrarte con alguien, cuando quieres placer de alguien”, señala.

¿Cómo se activa el deseo sexual?

  • Con intimidad. Cuando a la mujer se le dan las condiciones de intimidad, de sentirse cómoda, vista por el otro; de poder plasmar algo con otra persona, se empieza a activar el deseo sexual”, afirma.
  • Ocupar la imaginación y fantasía. “Esto es un gran motor que tenemos y es fundamental tenerlo activado. El soñar con cosas, con situaciones; la imaginación es el gran motor de nuestra mente. Entonces que la mujer dé espacio a la fantasía, la hace estar mucho más activa”, aconseja.
  • Acceder al cuerpo. “Esto significa conocerse y estimularse. La piel es un enorme campo de sensaciones eróticas, hay que activarlo permanentemente. Al conocerse, ya sabes qué es lo que quieres y qué es lo que te gusta”, indica.
  • Tomar ansiolíticos y antidepresivos con supervisión médica, para controlar los efectos en el deseo sexual.
  • Mujeres en etapas de climaterio ayudarse con medicamentos. “Por fortuna, se cuenta con todo tipo de medicamentos: óvulos, tabletas vaginales y geles que ayudan a mejorar la lubricación de la vagina y que evitan la atrofia genitourinaria”, sostiene.

La función sexual hay que tratar de mantenerla activa a distintas edades a lo largo de la vida. El placer libera oxitocinas y endorfinas; hormonas que están involucradas en procesos biológicos que generan el sentimiento de felicidad.

También te puede interesar

¿ESTÁS EN LA PERIMENOPAUSIA? MANTÉN TU PESO...

En este periodo que se caracteriza por presentar ciclos irregulares, bochornos, entre otros, se suele aumentar de peso a pesar...

Perimenopausia y anticoncepción

Esta etapa comienza desde el inicio de los síntomas previos a la menopausia hasta un año después de la última...

¿Qué es Prep y PEP para prevenir...

Estos efectivos tratamientos orales previenen la infección del VIH, cuyos casos se han incrementado en Chile. El Dr. Alejandro Afani,...