Home » Contenido Bienestar » Descubre qué es la teoría del set point para el control del peso

Descubre qué es la teoría del set point para el control del peso

También llamada teoría de punto fijo, la teoría del set point sostiene que todas las personas tienen un peso más o menos constante -llamado peso fisiológico o set point-, que tienden a mantener en el tiempo. En el caso de comer más o de aumentar el peso corporal, nuestro cuerpo activaría mecanismos metabólicos compensatorios como quemar el exceso de energía y disminuir el apetito, con el objetivo de no desviarse mucho del peso fijo y mantenerlo.

La Dra. Magdalena Farías, nutrióloga de Nuclinic explica que la teoría del set point establece que, a nivel del cerebro, específicamente en el hipotálamo, hay una zona que regula el balance energético de manera tal, que la cantidad de tejido adiposo o grasa de un individuo se mantenga estable. “Esto ocurre gracias a la comunicación entre hormonas (como la leptina) que informan la cantidad de grasa y las señales que incrementan o estimulan el hambre a nivel del hipotálamo, que determinan la percepción de apetito, antojos y saciedad, así como el gasto energético”, indica.

Para determinar cuál es el set point o el peso fisiológico de una persona, la especialista afirma que es relevante evaluar en qué peso o nivel de tejido adiposo está seteado ese paciente. “Algunas personas logran mantener un peso bastante estable a lo largo del tiempo, independiente de los cambios en su estilo de vida o intentos por perder o por subir de peso. Esa persona está en su set point. Pero, en algunos casos, ese equilibrio cambia, la persona comienza a aumentar de peso y luego se establece o setea en un nivel de tejido adiposo más alto del que solía tener. Esto se relaciona con una alteración en los mecanismos que regulan el balance energético, es decir, el set point se altera o ´enferma´ y, como consecuencia, el paciente desarrolla exceso de peso”, explica.

Factores que pueden alterar el set point

Existen diversos factores que afectan la forma en cómo el cuerpo regula el nivel de tejido adiposo o ´fat-mass set point´. “La exposición sostenida a un estilo de vida poco saludable genera alteraciones en el set point, que puede no ser reversible, aun cuando se corrijan los factores gatillantes en algunos pacientes”, advierte.

Los principales factores que alteran el set point, son:

  1. Algunos relacionados con la fisiología de un individuo como los niveles de ciertas hormonas, estados patológicos o envejecimiento.
  2. Factores ambientales y relacionados con el estilo de vida tales como la alimentación, donde pareciera ser la naturaleza misma del tipo de alimento, más que la cantidad de calorías el determinante.
  3. La actividad física (sustancias secretadas por el músculo como la Interleukina 6).
  4. El nivel de estrés.
  5. Cambios en el ritmo circadiano.
  6. La exposición a ciertos fármacos que pueden alterar este equilibrio.

¿Qué disminuye el set point?

La Dra. Farías afirma que los cambios favorables en el estilo de vida pueden bajar el set point. “La teoría apunta a que en la medida en que un paciente sostiene su peso reducido por un largo período, hay ciertos cambios hormonales que pueden determinar el establecimiento de un nuevo equilibrio en un nivel menor de tejido adiposo, pero estos cambios deben ser sostenibles en el tiempo. No hay estudios todavía que indiquen cuánto se puede demorar una persona en reducir el set point. Hay que considerar que los mismos factores que gatillaron en un principio el exceso de peso, pueden hacerlo nuevamente en personas susceptibles”, advierte.

Para controlar o mantener un peso fijo, la experta aconseja:

  1. Fomentar cambios de estilo de vida saludable.
  2. El foco debe estar en la prevención del exceso de peso, tanto en adultos como en niños.
  3. Tener presente que lo central de un tratamiento debe estar dirigido a mejorar la calidad de vida y el autocuidado, y no centrarse sólo en el peso.
  4. Medir la composición corporal, cuando es posible, para evaluar de qué está constituido el peso, entre músculo, tejido adiposo y agua.

Recuerda, entonces, que la prevención es lo central para mantener el peso, por lo que procura llevar un estilo de vida saludable, con dieta balanceada y actividad física.

También te puede interesar

Deslumbra con este hummus de zanahoria

Sorprende a tus amigos y familia con esta versión de hummus, cuyo alimento protagonista nos aporta una buena dosis de...

Con estas vitaminas pasarás un mejor invierno

Las vitaminas C, E y del complejo B, entre otras, acompañado de un estilo de vida saludable, fortalecen el sistema...

¿Qué son los minerales y por qué...

El calcio, hierro, potasio y sodio son algunos de los principales minerales que necesitamos. Son considerados nutrientes esenciales porque nuestro...