Home » Contenido Club » QUÉ ES EL TOC Y CÓMO ENFRENTARLO

QUÉ ES EL TOC Y CÓMO ENFRENTARLO

Lavarse las manos de manera compulsiva, fijación por el orden, miedo excesivo a la suciedad, a los gérmenes, entre otras conductas, pueden ser parte de un trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Se trata de un tipo de afección mental que incluye obsesiones y compulsiones recurrentes y persistentes, que causan malestar significativo en quienes lo padecen. Es una patología que puede afectar áreas como el funcionamiento personal, familiar, educativo y social.

Karina Pérez, psicóloga de Grupo Cetep explica que el TOC se produce porque la persona mantiene en forma persistente obsesiones (pensamientos, imágenes o impulsos intrusivos) y compulsiones (formas de conducta aparentemente sin sentido y difíciles de controlar), que puede llevarla a una pérdida de libertad, control de sus pensamientos y conductas. “Es decir, el TOC puede llegar a ser altamente invalidante para quien lo padece,  ya que el paciente se siente forzado a realizar ciertas acciones y/o mantener pensamientos. Este trastorno afecta a personas en cualquier edad, aunque su diagnóstico es frecuente a partir de la adolescencia y suele estar vinculado con eventos traumáticos o de transición personal. En la mayoría de los casos es progresivo y su evolución presenta altos y bajos, asociado al manejo del estrés”, afirma.

En cuanto a las principales causas del TOC, existen factores biológicos, genéticos y psicológicos. “Las investigaciones y evidencia clínica sugieren que la alteración de serotonina (neurotransmisor) puede dar origen a este trastorno. Recordemos que la serotonina ayuda a regular la disposición de ánimo, la agresión y la impulsividad”, aclara.

La especialista agrega que factores ambientales y familiares también podrían influir en el desarrollo de TOC. “Padres, hermanos o hijos de una persona con TOC tienen más probabilidad de desarrollar la patología. También hay evidencia que muestra que el sentido y valor que le damos a los eventos de la vida, nos conducen a estos comportamientos (obsesiones) y pensamientos (compulsiones) inadecuados”, puntualiza.

Principales síntomas del TOC

La psicóloga indica que los principales síntomas de las obsesiones incluyen:

• Pensamientos o imágenes repetidos acerca de diferentes cosas, como miedo a la suciedad, los gérmenes; sufrir actos de violencia, preocupación respecto de nuestros seres queridos, etc.
• Aparece el impedimento para controlar pensamientos y comportamientos indeseados.
• Junto a lo anterior, la persona no logra obtener el bienestar deseado, aun cuando realiza los mismos rituales una y otra vez; solo un alivio leve de la ansiedad.

Los principales síntomas de las compulsiones incluyen:

• Fijación por el orden, lo “correcto” y la simetría. Revisión excesiva de las cosas, por ejemplo, la cerradura de las llaves, el orden de los documentos, la revisión de los enchufes de la vivienda.
• Se agrega la acumulación de los objetos que no son útiles para la persona, por miedo a que en un eventual momento o en un futuro lo “podría” necesitar.
• Destinar un tiempo excesivo en el lavado o la limpieza por temor a la suciedad y contaminación.

La importancia de la detección temprana

La psicóloga señala que para tratar el TOC, es recomendable la psicoterapia, la psicoeducación y, en ocasiones, medicamentos para tratar las obsesiones, la ansiedad y el miedo. Lo importante, asegura, es el diagnóstico correcto y temprano, como en el caso de los niños, a quienes las obsesiones y las compulsiones causan un gran impacto. “Al diagnosticarse en forma temprana, las posibilidades de abordar el TOC mediante psicoterapias resultan más efectivas, siendo las más eficaces aquellas terapias que incluyen la exposición con prevención de respuesta (EPR). Estas tienen como objetivo la modificación de patrones de conducta derivados de la presencia de ideas, emociones o impulsos generadores de malestar, mediante un acompañamiento que permita que el paciente afronte tales situaciones y, a la vez, prevenir la conducta que resulta en un problema ante dichas ideas. El aporte implicaría entonces que la persona pueda hacerle frente a la situación aversiva de forma adaptativa y paulatina”, explica.

Además de los tratamientos tradicionales, la profesional cuenta que estudios recientes muestran que pacientes con TOC que recibieron intervenciones basadas en Mindfulness -que hace referencia a estar conscientes y atentos al momento presente-, tuvieron mejorías en comparación a un programa psicoeducativo, aunque aún no hay suficiente información para extraer conclusiones.

No olvides entonces que, en el abordaje temprano del TOC, es clave el diagnóstico y el tratamiento especializado, el cual debe tener un acompañamiento comprensivo y sistemático, además de la cooperación familiar y redes de apoyo, que cuenten con estrategias que ayuden a que la persona enfrente de mejor manera esta patología.

También te puede interesar

Descubre qué es el Síndrome burnout o...

Se trata del estrés crónico en el lugar de trabajo que genera un estado de agotamiento emocional, mental y físico,...

¿Sabías que una mala salud bucal impacta...

Existe una asociación entre la periodontitis y las enfermedades cardiovasculares. Una muestra de ello es que las personas hipertensas suelen...

Capea el calor con este helado de...

Esta fruta es parte de los famosos frutos rojos, los mismos que gozan de gran popularidad por su sabor y...