Home » Contenido Club » Sociabilizar: una de las estrategias para prevenir la demencia senil

Sociabilizar: una de las estrategias para prevenir la demencia senil

Llegar a la vejez con buena salud física y mental es uno de los principales anhelos de la humanidad, sobre todo porque la esperanza de vida ha aumentado y porque muchas personas luego de jubilar necesitan o quieren seguir trabajando.

El tema es relevante si se considera la estimación de la OMS, que proyecta que al año 2030, las enfermedades y síndromes de salud mental van a ser la principal causa de discapacidad en el mundo.

En ese contexto, lo que tradicionalmente conocemos como demencia senil es un complejo e irreversible deterioro de salud mental que nadie quisiera vivir. “Actualmente ya no nos referimos como demencia senil, sino como trastorno neurocognitivo mayor”, precisa el psiquiatra Dr. Roberto Sunkel, jefe de la Unidad de Psicogeriatría del Instituto Nacional de Geriatría y académico Departamento de Psiquiatría y Salud Mental Oriente U. de Chile.

Deterioro mental progresivo

El trastorno neurocognitivo mayor considera un deterioro importante, progresivo y por lo general irreversible de las funciones cognitivas, provocado por un daño neurológico asociado a alteraciones de la memoria, del lenguaje y de la personalidad, entre otros impactos.

En rigor, aclara el psiquiatra, el trastorno neurocognitivo mayor es un síndrome, pues considera un conjunto de síntomas y signos que pueden ser producto de distintas causas, algunas de ellas son patologías de alto impacto.

Existen múltiples causas de estos trastornos, cuya principal causa es la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, existen otras llamadas vasculares, mixtas, asociadas a enfermedad de Parkinson, demencias frontotemporales, demencias por cuerpos de Lewy, entre otras”, describe el Dr. Sunkel.

Edad y genética, factores determinantes

Entre los factores de riesgo del trastorno neurocognitivo mayor, la edad y la predisposición genética son determinantes en su desarrollo. “Cuando pensamos en los factores genéticos, éstos son predominantes cuando hay antecedentes de trastornos neurocognitivos en menores de 60 años. A medida que aumenta la edad, aumenta el riesgo de presentar un trastorno neurocognitivo, pero esto no es una condición dada”, afirma el especialista.

Cuerpo sano, mente sana

Además de los anteriores factores naturales no modificables, existen otros que sí se pueden modificar y prevenir, “son los factores de riesgo de tipo cardiovascular, como tabaquismo, obesidad, hipertensión arterial, sedentarismo, consumo de sustancias, aislamiento social y también baja escolaridad”, señala el Dr. Sunkel.

¿Qué implica que el trastorno neurocognitivo mayor tenga factores de riesgo modificables? “Que existen estrategias de prevención o, en otros casos, de retrasar su aparición que se reducen a estilos de vida saludable, dentro de los que se señalan una dieta mediterránea, actividad física moderada, de al menos 30 minutos al día y participar en actividades sociales y familiares”, destaca el académico.

Eso sí, enfatiza el psiquiatra, estas medidas deben ser consideradas desde edades tempranas para lograr un resultado efectivo, enfocado en lograr un envejecimiento saludable integral.

En cuanto a la efectividad de los llamados ejercicios mentales para prevenir el deterioro cognitivo, como la lectura y hacer puzzles, el Dr. Roberto Sunkel señala que pueden ser beneficiosos, pero el mayor efecto preventivo radica en mantener estilos de vida saludable desde la juventud.

Recuerda que la demencia senil hoy es denominada como trastorno neurocognitivo mayor. Para prevenirlo, lo más efectivo es un estilo de vida saludable desde edades tempranas y socializar.

También te puede interesar

TIPS PARA EVITAR INTOXICACIÓN ALIMENTARIA EN VERANO.

En esta época de altas temperaturas las infecciones estomacales suelen producirse por la ingesta de alimentos contaminados por bacterias, parásitos,...

¿CÓMO PROTEGER A TUS HIJOS DEL ROTAVIRUS?

Se trata del principal causante de diarrea en los menores, aunque también puede afectar a personas de todas las edades....

Gazpacho y pepino: sabrosa y fresca opción...

Esta sopa fría de tomates, llena de nutrientes y sabor, es muy fácil de preparar y una gran opción para...