Home » Contenido Bienestar » EFECTO DEL OMEGA-3 EN NIÑOS: MEJORARÍA CONDUCTA Y RELACIONES SOCIALES

EFECTO DEL OMEGA-3 EN NIÑOS: MEJORARÍA CONDUCTA Y RELACIONES SOCIALES

Omega-3 DHA en niños: mejoraría la conducta y sus relaciones sociales

Estudios indican que el ácido graso Omega-3 DHA tiende a localizarse en ciertas zonas del cerebro vinculadas a conducta, aprendizaje y memoria, que hace a los niños menos irritables y con mayor capacidad de relacionarse. Así lo indica Rodrigo Valenzuela, profesor del Dpto. de Nutrición de la Facultad de Medicina la U. de Chile.

Los ácidos grasos Omega-3 son fundamentales para ciertas funciones de nuestro organismo, tales como el sistema nervioso central y el sistema cardiovascular, en especial los vasos sanguíneos. El EPA y DHA son dos acidos grasos Omega-3 que han demostrado también un efecto relevante en la regulación del metabolismo a nivel hepático, logrando reducir los triglicéridos en la sangre y previniendo, a la vez, la formación de hígado graso en niños y adultos.

Rodrigo Valenzuela, Magister y Doctor en Nutrición y Alimentos, y profesor del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile señala que se ha visto, además, que los menores suplementados con Omega-3, específicamente con DHA, o que consumen altas cantidades de pescado, tienden a tener una mejor capacidad de sociabilizar y de relacionarse con los demás. “Hay evidencias de que el DHA en altas concentraciones se deposita en las membranas de las neuronas, produciendo lo que se denomina una ´mayor fluidez de las membranas´. Esto significa que la comunicación de la información a nivel cerebral es más rápida. Además, se ha visto que el DHA tiende a localizarse en ciertas zonas del cerebro vinculadas a conducta, aprendizaje y memoria”, explica.

Debido a ello, el especialista indica que hay una mayor capacidad de aprendizaje, de memoria y mejor comportamiento, que hace a los niños menos irritables y con más capacidad de relacionarse y de vincularse socialmente con sus pares.

¿Qué ocurre cuando hay déficit de DHA?

El doctor en nutrición y alimentos señala que se ha visto que los niños y adolescentes que tienen bajos niveles de DHA en sangre, suelen presentar conductas más irritables y hostiles con sus pares y adultos. “Se ha observado que la deficiencia de este ácido graso a nivel cerebral estaría vinculada a cambios en procesos de comunicación neuronal e, incluso, proinflamatorios, los cuales podrían alterar la función neuronal vinculada, precisamente, a la regulación de la conducta en el ser humano”, explica.

En cuanto a la dosis recomendada para niños, el experto afirma que “existen estudios en personas de 7 a 18 años, cuya dosis de Omega-3 DHA varían entre los 250 milígramos a 1 gramo. Los adultos, en tanto, debieran consumir a diario entre 1 a 2 gramos”, señala.

En general, la fuente natural de Omega-3 DHA y de EPA son los mariscos y pescados grasos: atún, jurel, salmón, sardina, anchoveta. “El problema es que en Chile, al igual que en otros países, no se consume una cantidad adecuada de este nutriente, por lo que debemos recurrir a los suplementos. La recomendación de la FAO es comer pescado, al menos, dos veces por semana, pero no debe ser frito ya que la fritura destruye el Omega-3. Ideal comerlo a la plancha, cocido, al vapor o en conserva”, sugiere.

Ya sabes, además de disminuir los triglicéridos y de contribuir directamente a conservar las capacidades cognitivas en los adultos, el Omega-3 DHA ayuda a los niños a tener una mejor conducta y capacidad de relacionarse con sus pares.

También te puede interesar

Deslumbra con este hummus de zanahoria

Sorprende a tus amigos y familia con esta versión de hummus, cuyo alimento protagonista nos aporta una buena dosis de...

Con estas vitaminas pasarás un mejor invierno

Las vitaminas C, E y del complejo B, entre otras, acompañado de un estilo de vida saludable, fortalecen el sistema...

¿Qué son los minerales y por qué...

El calcio, hierro, potasio y sodio son algunos de los principales minerales que necesitamos. Son considerados nutrientes esenciales porque nuestro...