Home » Contenido Bienestar » Tortilla de atún: una receta rápida y proteica

Tortilla de atún: una receta rápida y proteica

Esta receta es simple, rica, nutritiva y muy rápida de preparar, por lo que te aconsejamos hacerla para la cena, después de una ardua jornada laboral o de tu rutina de ejercicios. Además, te sugerimos acompañarla de abundante ensalada.

El atún y los huevos son dos alimentos que aportan proteínas de alta calidad. Así lo destaca la nutricionista de Universidad Las Américas, Úrsula Inostroza. El primer alimento mencionado es rico en ácidos grasos Omega-3, por lo que es ideal para disminuir el colesterol y los triglicéridos. “El Omega-3 evita la adherencia de plaquetas en las arterias, previene la aterosclerosis al reducir las concentraciones de colesterol en plasma, previniendo eventos cardiovasculares”, explica.

La nutricionista agrega otras características del atún: “Produce saciedad y no aporta muchas calorías, por lo que es una excelente opción para el control del peso”.

En relación al huevo, sus beneficios para la salud son amplios: aporta más de una docena de nutrientes esenciales, entre ellos vitaminas A, B, D y E, además es buena fuente de calcio, selenio y yodo. Por otro lado, el huevo es uno de los alimentos más versátiles en la cocina, ya que se puede utilizar en innumerables preparaciones tanto dulces como saladas.

Ahora busca tu delantal, los huevos y el atún para comenzar con esta receta.

Ingredientes para 3 porciones:

3 huevos

1 puñado de perejil o cilantro

1 tarro de atún al agua

½ cebolla o cebollín

Sal y pimienta al gusto

1 chorro de aceite (de canola u oliva)

Preparación:

Corta la cebolla en cuadros pequeños y sofríela con muy poco aceite y reserva. Abre el tarro de atún y elimina el agua. En un recipiente, une el pescado con la cebolla y el perejil o cilantro picado. En un bol aparte, bate los huevos. Si lo haces con una batidora eléctrica te demorarás menos y, además, lograrás una espuma que te ayudará a que tu tortilla sea más esponjosa.

Une la mezcla del atún con el huevo y colócale sal y pimienta.

Unta una sartén antiadherente con un poco de aceite y ponla a fuego mediano a bajo. Varios segundos después vierte la tortilla sobre la sartén, moviéndola de un lado al otro para que la mezcla se esparza de manera homogénea. Cuando veas que esté cuajada, voltéala ayudándote con un plato. El tiempo de cocción dependerá de cuán seca o jugosa te guste. No olvides disfrutar tu tortilla con una rica ensalada.

También te puede interesar

Innova con este pesto de espinaca

La espinaca es un alimento que no debiera faltar en tu menú semanal porque es una fuente de proteínas, hierro,...

VITAMINA K: UNA ALIADA DE LA COAGULACIÓN

La vitamina K cumple un rol importante para activar proteínas claves en el organismo, relacionadas con la coagulación de la...

¿LOGRASTE PERDER PESO? EVITA EL EFECTO REBOTE

Si sigues una dieta sin modificar tus hábitos alimenticios en el largo plazo, lo más probable es que recuperes el...