Home » Contenido Bienestar » ¿LOGRASTE PERDER PESO? EVITA EL EFECTO REBOTE

¿LOGRASTE PERDER PESO? EVITA EL EFECTO REBOTE

¿Quién no ha hecho dieta alguna vez y, luego de un tiempo, vuelve a recuperar parte o sino todos los kilos perdidos? Es lo que se conoce como efecto rebote, que es la reganancia de peso luego de una baja significativa; la cual puede ser parcial, total o incluso se puede ganar más peso de lo que se perdió.

¿Por qué se produce este tan temido efecto rebote? La Dra. Daniela Allsop, nutrióloga de Clínica Indisa explica que cuando una persona hace un cambio de alimentación y pierde peso, ocurre una adaptación metabólica y hormonal del cuerpo a esa baja. Sin embargo, señala, en el proceso de adelgazamiento, además de perder masa grasa, se suele perder también masa muscular, lo que posteriormente enlentece la pérdida de peso. “Esto ocurre porque al perder musculatura, se vuelve más lenta nuestra tasa de metabolismo basal, que es la cantidad mínima de energía que una persona necesita -en estado de reposo- para llevar a cabo sus funciones vitales (como respirar, bombear el corazón, etc)  y, por tanto, es un indicador que está directamente relacionado con la capacidad que tenemos para perder peso”, indica.

La nutrióloga advierte: “Cuando la ‘dieta’ se hace sólo por un tiempo y luego se vuelve a la alimentación desordenada previa, es decir, no se hace un cambio de hábitos permanente, es frecuente que ocurra el efecto rebote. También suele suceder que, como consecuencia de esta adaptación metabólica mencionada, las personas luego de bajar una cierta cantidad de peso se quedan estancadas y no pueden seguir bajando a pesar de seguir comiendo bien. Esto muchas veces las frustra y tienden a retomar conductas de alimentación poco saludables, por lo que reganan el peso perdido”.

La especialista agrega que cuando se han intentado varios ciclos de adelgazamiento y luego se regana lo que se perdió, lo que sucede es que, en cada ciclo de bajar y luego subir de peso, se va perdiendo músculo y ganando grasa, lo que no es saludable desde el punto de vista metabólico, además de hacer cada vez más difícil la baja de peso corporal.

Recomendaciones para evitar el efecto rebote

Para evitar el efecto rebote o reganancia de peso, la nutrióloga aconseja:
• Lo más importante es ver los cambios de estilo de vida como una decisión permanente y no como algo que se hará solo un par de meses para luego volver a lo mismo.
• Tener expectativas reales de baja de peso. “En general bastan pérdidas de peso de 5-10% del peso inicial para obtener un beneficio metabólico”, asegura.
• El ejercicio es clave, tanto como parte de un estilo de vida saludable, como para evitar la pérdida de masa muscular y poder mantener la pérdida de peso en el tiempo.

Ya sabes entonces, una dieta no basta para mantener la baja de peso en el tiempo y evitar el efecto rebote. Lo fundamental son los cambios de hábitos saludables y permanentes, además de la práctica de ejercicios para aumentar la masa muscular.

También te puede interesar

HABLEMOS DE UN TEMA TABÚ: LAS HECES

Reconozcámoslo. Es un tema del que jamás conversamos porque no es agradable. Lo cierto es que las deposiciones pueden decirnos...

¿Qué papel juega el colágeno en tus...

Se trata de la proteína más abundante del cuerpo y uno de los principales componentes de los cartílagos que componen...

Cazuela de hueso de vacuno, ¡puro colágeno!

Un clásico del invierno e ideal para las bajas temperaturas que, además de su sabor intenso, aporta colágeno y gran...