Home » Contenido Club » ¿Quieres ser constante en el ejercicio? Aprende a lograrlo

¿Quieres ser constante en el ejercicio? Aprende a lograrlo

La práctica regular de actividad física requiere, en gran medida, de constancia y motivación. Si no lo has logrado, tal vez sea porque las expectativas no se alcanzaron. Pues bien, para no claudicar en la práctica del deporte es necesario proponerse y cumplir objetivos alcanzables, para hacer de este intento una rutina habitual en tu vida.

Primero, resulta oportuno saber por qué las personas desertan de la práctica deportiva. “La adherencia a la actividad física es más bien baja, según estudios científicos, uno de los motivos es que la gente asocia el ejercicio a la baja de peso. Pero cuando no lo logran, porque esto último depende de otros factores, se desmotivan y desertan. Otro de los factores es que algunas personas se autoimponen tareas muy exigentes que no pueden cumplir porque no tomaron en cuenta el largo tiempo sin realizar alguna actividad. El factor tiempo también limita la adherencia, pero esto se debe a que no saben gestionarlo ni adecuarlo”, sostiene Johanna Pino, kinesióloga y directora de KineTemueve, Centro de Ejercicio y Vida Saludable.

Cinco recomendaciones

Johanna Pino propone las siguientes recomendaciones para lograr una adherencia exitosa a la práctica del ejercicio físico:

  1. Planifica y cumple. Evalúa cuánto tiempo podrías destinar al ejercicio y agéndalo durante la semana para cumplirlo. “Tenemos que proponernos metas realistas y alcanzables, para así cumplirlas. Si solo dispongo de 30 minutos dos veces por semana, perfecto -pese a que la OMS recomienda 150 minutos semanales de ejercicio de intensidad moderada- es un avance y es mejor que no hacer nada”, dice la kinesióloga. Además, el tiempo dedicado al deporte es acumulativo, por lo que todos los minutos suman.
  2. Realiza un ejercicio o deporte que te guste.Elige una práctica que te produzca goce, para así hacerla con motivación y lograr constancia”, afirma.
  3. De menos a más. La intensidad de la práctica y el tiempo dedicado a ella deben partir de menos e incrementarla en forma gradual. “La exigencia debe ser paulatina, para probar cuál es mi tolerancia y capacidad a la exigencia física. Según eso, ir progresando de a poco”, afirma.
  4. Variar. Si una rutina te empieza a aburrir, es mejor cambiar a otras según tus condiciones y gustos.
  5. Asesórate con un profesional. Un instructor físico capacitado te puede ayudar a evaluar tu condición física inicial y, según eso, plantear objetivos y desarrollar rutinas funcionales de acuerdo con las metas propuestas.

Descartar riesgos

Cabe recordar que, si bien el ejercicio físico es saludable, algunos enfermos crónicos debieran consultar primero con su médico, previo al inicio de las rutinas. “Hay que descartar riesgos derivados del ejercicio que estén asociados a enfermedades o condiciones médicas. Me refiero a personas que sufrieron un infarto, diabéticos, quienes tengan un enfermedad pulmonar o renal, de modo que el ejercicio sea beneficioso y no ponga en riesgo su patología de base”, aclara Johanna Pino.

Aquellos ejercicios que producen impacto, como el trote, pueden ocasionar lesiones en articulaciones como rodillas y también lumbago, en los casos de personas que llegan a la actividad física luego de un período de vida sedentaria. “Es recomendable la asesoría kinésica inicial, para evaluar la condición física de la persona e indicar una pauta de entrenamiento considerando la prevención de lesiones, para que luego la persona pueda seguir sola con las rutinas indicadas”, propone la kinesióloga.

Recuerda que, para no desertar una vez iniciada la práctica deportiva, primero debes organizar tu tiempo, ir de menos a más y optar por rutinas de tu gusto, entre otras recomendaciones.

También te puede interesar

Descubre qué es el Síndrome burnout o...

Se trata del estrés crónico en el lugar de trabajo que genera un estado de agotamiento emocional, mental y físico,...

¿Sabías que una mala salud bucal impacta...

Existe una asociación entre la periodontitis y las enfermedades cardiovasculares. Una muestra de ello es que las personas hipertensas suelen...

Capea el calor con este helado de...

Esta fruta es parte de los famosos frutos rojos, los mismos que gozan de gran popularidad por su sabor y...